¿Qué entendemos por MYPE?, conforme al artículo 4° del D.S N° 013-2013-PRODUCE, “la Micro y Pequeña Empresa es la unidad económica constituida por una persona natural o jurídica, bajo cualquier forma de organización o gestión empresarial contemplada en la legislación vigente, que tiene como objeto desarrollar actividades de extracción, transformación, producción, comercialización de bienes o prestación de servicios”. Con la dación de la Ley N° 30056, se establecieron nuevos criterios para identificar y distinguir a una microempresa de una pequeña empresa. Siendo que para ser microempresa se deberá tener ventas anuales con un monto máximo de hasta 150 UIT, y en el caso de pequeña empresa se deberá tener ventas anuales superiores a las 150 UIT hasta un monto máximo de 1700 UIT. Para efectos de calcular las ventas anuales, se debe tener presente las pautas establecidas en el artículo 2° del D.S. Nº 008-2008-TR.

Esta calificación como micro y pequeña empresa se mantendrá vigente siempre que, durante dos años calendario consecutivos, éstas no superen el nivel de ventas previamente acotado.

Este régimen laboral especial contempla como beneficios laborales al pago de la remuneración, jornada de trabajo, horario de trabajo, trabajo en sobretiempo, descanso semanal, descanso vacacional, descanso por días feriados, utilidades, despido injustificado, seguro social de salud y régimen pensionario. Debemos precisar que en el caso de beneficios sociales como Compensación por Tiempo de Servicios (CTS), Gratificaciones y Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo, en el caso de microempresa, los trabajadores sujetos a este régimen no perciben dichos beneficios; no obstante, en el caso de las pequeñas empresas, éstas sí pagarán aquellos beneficios, es así que respecto a la CTS se efectuará un depósito de 15 remuneraciones diarias por cada año completo de servicios, y respecto a la gratificación se pagarán 20 remuneraciones diarias por año completo de servicios con el tope de 120 remuneraciones diarias.

Para el caso de los despidos arbitrarios, el empleador sólo deberá pagar, en el caso de microempresa, un monto equivalente a 10 remuneraciones diarias por cada año completo de servicios con un máximo de 90 remuneraciones diarias; en el caso de la pequeña empresa, un monto equivalente a 20 remuneraciones diarias por cada año completo de servicios con un máximo de 120 remuneraciones diarias.

Culminamos el presente artículo, informándote que, de querer constituirte bajo alguno de estos regímenes laborales, serás el conductor de alguna de estas modalidades siempre que se encuentre registrado ante el Registro de la Micro y Pequeña Empresa (REMYPE); y, recuerda que no deberás pertenecer a un grupo económico o estar vinculada económicamente con otras empresas, caso contrario podría imponérsele una multa e inhabilitarlo para que contrate con el Estado por un período no menor a un año ni mayor a 2 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *