Todas las personas necesitamos de un guía para poder aprender y desarrollarnos mejor en la vida, desde un niño para aprender a caminar, hasta un gerente para dirigir correctamente una empresa.

Lamentablemente, la cultura empresarial peruana, en su mayoría, es reactiva y no preventiva. ¿Qué quiere decir esto? Pues simplemente, que la mayoría actúa cuando el problema ya existe, y no antes.

La pregunta del millón es ¿por qué sucede esto? La respuesta resulta evidente, hay desinterés o hay desconocimiento. En ambos casos, resulta una enfermedad grave y crónica, para cualquiera que lo padece, pues a la larga sólo tiene como único destino, la extinción de la empresa.

El que tiene desinterés, lamentablemente es un caso perdido pues actúa posiblemente dentro de la ilegalidad, sin embargo el que actúa por desconocimiento, tiene la posibilidad de informarse y dejarse guiar para poder sobrevivir y desarrollarse de manera más eficiente.

Por dar algunos ejemplos, en el desarrollo de una empresa con el exterior, se establecen relaciones tanto a nivel laboral como tributaria, así se reclutan trabajadores con determinados perfiles que puedan codyuvar con la empresa, por lo que hay una relación directa con el Ministerio de trabajo y con la SUNAFIL,  por los contratos laborales, horas de servicios, descuentos, despidos, etc. Del mismo modo está la relación tributaria que surge con la SUNAT, ya que esta institución tiene, entre otras, la labor de la recaudación tributaria.

En el desarrollo interno de la empresa, es normal que se den las juntas de accionistas, la repartición de utilidades, la negociación, celebración y cumplimiento de contratos, entre otras actividades.

Todas estas actividades son algunas que se desarrolla dentro de una empresa, y el manejo incorrecto de éstas, pueden tener diversas consecuencias negativas, desde una multa impuesta por la SUNAFIL, cobranzas coactivas por SUNAT, clausuras del local de la empresa, hasta procesos judiciales por incumplimiento de contratos, indemnización por daños y perjuicios, inclusive procesos penales, trayendo como consecuencia pérdidas económicas afectando la rentabilidad de la empresa y por ende, en el peor de los supuestos, la extinción de la empresa.

En este escenario, es importante que sepa que nuestro Estudio Jurídico IL ABOGADOS & ASOCIADOS, cuenta con profesionales especializados en temas legales y empresariales, es decir no sólo solucionamos problemas jurídicos, sino que asesoramos a empresas en el día a día para mejorar su rentabilidad y evitar posteriores problemas que traigan consecuencias lamentables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *