Toda empresa que empieza a crecer, definitivamente necesitará de una persona de confianza que ocupe el cargo de GERENTE GENERAL, que no es cosa de juego, pues a pesar de ser un trabajador de la empresa, tiene la característica principal de que es un puesto de confianza y la razón es bastante simple: basta revisar todas las facultades de las que puede ser acreedor de acuerdo a ley.

 

Sin embargo, es importante recordar que así como tiene varias facultades, también tiene una gran responsabilidad, que puede ser limitada o solidaria, es decir puede responder con su patrimonio personal.

 

El Gerente General, es la imagen de la empresa, tanto fuera como dentro de ella, es quien por lo general suscribe contratos con trabajadores, con clientes, con proveedores, con deudores, acreedores, con entidades públicas y privadas, participa en procesos de toda índole como judiciales, administrativos, diligencias con la PNP; cuando un trabajador comete una infracción, etc, y cualquier documento va dirigido al Gerente General.

 

Por ejemplo, si un trabajador, siente que sus derechos están siendo vulnerados, o si el contador ha presentado declaraciones tributarias que son observadas, la SUNAFIL y/o SUNAT, no se comunicará con los accionistas o el directorio, ni siquiera con el dueño de la empresa, simplemente le remitirá toda comunicación al Gerente General, y éste tendrá que protegerse por dos lados, primero la parte interna de la empresa, deberá saber y conocer ¿Qué sucedió?, ¿Quiénes participaron de los hechos?, ¿Si lo sucedido estaba previsto o fue un caso fortuito?, ¿Si acarrea algún tipo de responsabilidad administrativa, judicial o penal?, y peor aún si él mismo tiene alguna clase de responsabilidad. Hasta este punto, es la parte interna, además de rendir cuentas a los accionistas y/o directorio según el tipo de forma societaria desarrollada.

 

Sin embargo, también debe responder en la parte externa de la empresa, es decir, toda respuesta que emita ante las observaciones, fiscalizaciones (laborales o tributarias), denuncias, demandas, requerimientos, y citaciones por parte de terceros, entidades públicas y privadas, deben ser fundamentadas, y blindadas de tal forma que como, Gerente General, no se vea afectado, pues como ya se mencionó puede verse involucrado en procesos administrativos y/o judiciales.

 

Por estas razones, es importante que tenga conocimiento que nuestro Estudio Jurídico IL ABOGADOS & ASOCIADOS, es una firma que representa a diversas empresas nacionales e internacionales, en diversos temas legales y corporativos desde inspecciones laborales realizadas por la SUNAFIL, procedimientos tributarios ante SUNAT, patrocinio legal en materia civil y comercial, asesoría en  contrataciones con el Estado, penales, societarios, entre otros, es decir, Usted como Gerente General, podrá estar respaldado ante cualquier eventualidad.

 

Glenn Zevallos

Abog. Corporativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *