IL- Abogados, en esta oportunidad, te informa brevemente, acerca de la Intermediación Laboral. Regulada mediante Ley N° 27626 y reglamentada por D.S N°003-2002-TR; esta figura debe ser entendida como aquella relación que surge entre un empleador, que se denominará empresa usuaria, el tercero, denominada empresa intermediadora, quien tiene a su disposición personal que podrá cubrir puestos de trabajo de actividades de carácter temporal que sean complementarias y especializadas.

Ante tal definición debemos precisar qué es una actividad complementaria y qué es una actividad especializada; por la primera señalamos que es aquella de carácter auxiliar y por tanto no está vinculada a la actividad principal; la falta o ausencia de ésta no interrumpe el normal desarrollo de la actividad principal, en el segundo caso tomaremos la definición de la actividad complementaria aunado a que debe existir un alto grado de conocimiento técnico, científico o calificado.

Entonces, para que se pueda dar un supuesto de intermediación laboral, en primer lugar, la empresa intermediadora debe encontrarse inscrita ante el Registro Nacional de Empresas y Entidades que realizan actividades de Intermediación Laboral (RENEEIL), adicionalmente la constitución de ésta deberá tener como objeto social exclusivo el de brindar servicios de intermediación laboral; en segundo término sólo se procederá celebrar una intermediación laboral en el caso que se presenten supuestos de temporalidad, complementariedad o especialización; en tercer lugar no podrá exceder del porcentaje limitativo del 20% del total de trabajadores de la empresa usuaria. Sin embargo de acreditar la plena autonomía técnica y la responsabilidad en el desarrollo de la actividad, dicho porcentaje no será necesario.

Otro factor importante a tomar en cuenta es se encuentran prohibidos los siguientes supuestos: cubrir al personal de huelga, personal de otro servicio o cooperativa.

Adicionalmente la empresa intermediadora debe cumplir con otorgar una fianza, señalado en el artículo 17°, 18° y 19° del reglamento, en donde se establece que podrá ser otorgada a favor del Ministerio de Trabajo, de trabajadores destacados o de la empresa usuaria; la razón de ser de la fianza es asegurar los derechos laborales de los trabajadores de la intermediadora; de igual forma se debe registrar los contratos celebrados entre los trabajadores con la empresa intermediadora.

Como obligación por parte de las empresas usuarias tenemos que, el contrato a celebrar con las empresas intermediadoras deberán describir las labores a realizarse, señalando si es una labor temporal, complementaria o especializada.

Tengamos presente que, de desnaturalizarse el contrato de intermediación laboral se entiende relación laboral entre el trabajador destacado y la empresa usuaria. Tengamos presente que el si el monto otorgado para cubrir la fianza resulta insuficiente, o se genere una deuda de origen legal o colectiva existirá responsabilidad solidaria entre la empresa usuaria y la intermediadora.

 

Daniel Reyna                                                                   Fernando Zegarra

Abog. Laboralista                                                           Abog. de Empresas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *